¿POR QUÉ TWISTSHAKE?

 

Elegir una marca de productos de bebé para tu hijo puede parecer una decisión difícil. Hay tantas alternativas… algunos se centran en el diseño, algunos en trucos técnicos. Sabemos que para ti, el bienestar de tu bebé es siempre lo más importante.

Por eso queremos que puedas darle a tu bebé el tiempo y la atención que él o ella merece, sin que las cargas de la vida cotidiana se interpongan en el camino.

Twistshake aspira a desarrollar productos sencillos y seguros de usar, pero también ofrece un diseño atractivo. Nosotros creemos que el objetivo de la funcionalidad no significa que ignoremos el diseño, y nuestros diseñadores siempre están buscando maneras de combinar la practicidad con un gran diseño. Hemos ganado varios premios en cuanto a diseño y funcionalidad que para nosotros es una confirmación de que desarrollamos productos seguros, funcionales y atractivos.

Cada bebé es único. Todos tienen sus necesidades individuales, y éstas cambian al mismo ritmo feroz que el propio crecimiento y desarrollo de los bebés. Nuestro objetivo es convertirnos en expertos en todas las fases en por las que pasa tu bebé. Cuando un niño se enfrenta a nuevos desafíos queremos estar ahí para ayudarle a través de nuestra línea de productos innovadores y seguros.

Fabricar artículos dirigidos a tu bebé es sinónimo de una inmensa responsabilidad. Garantizamos productos de la máxima calidad mediante el cumplimiento de todos los controles legales de calidad, así como mediante controles internos regulares y consultas de calidad. Esta mentalidad esta presente, no sólo el proceso de fabricación: si no que es una piedra angular del negocio entero de Twistshake.

Todos los productos de Twistshake están libres de BPA. Twistshake se preocupa por la seguridad de tu bebé y queremos darle a tu hijo el mejor comienzo posible en la vida.

Los productos de Twistshake sólo utilizan materias primas que cumplen todas las normas de seguridad con respecto a los productos alimenticios.

Sólo tenemos materiales de la más alta calidad, y creemos que esto es algo que se hace evidente cuando se encuentra con nuestros productos. Está ahí, a primera vista y primera sensación. La forma en que trabajamos implica consultas regulares de calidad que se realizan en cooperación con laboratorios de prueba de clase mundial, todo para garantizar la calidad y la seguridad más alta.

 

LA HISTORIA DE TWISTSHAKE

 

En el 2011 yo cuidé al hijo de mi tía. Esta tarea exige tu completa atención y rápidamente se me hizo claro que yo tendría un momento difícil tratando de cuidar todas las otras cosas que estaban involucradas. Lo que más consumió mí tiempo fue la alimentación: las porciones estaban en bolsas de plástico, la fórmula tapaba la mamila, limpiar era una molestia y cuando acabé la cocina era un completo desastre.

En los meses siguientes seguí cuidando a mi primo constantemente. Los problemas que tuve la primera vez no desaparecen por arte de magia, y enfrentarse a ellos una y otra vez me hizo pensar en formas para reducir la montaña de trabajo que aparecía cada vez que mi primo tenía que ser alimentado. En aquel momento, no podía imaginar que un día tendría la oportunidad de crear un biberón diseñado específicamente para atender estos problemas.

Según pasaba el tiempo mi primo iba dejando su biberón, y ya no pensaba tanto en las complicaciones que pueden surgir al preparar una fórmula para bebé.

Hasta que un día de verano poco después, cuando fui testigo de una mujer con una carriola. El bebé de la mujer estaba agitado, hambriento y gritando. La mujer estresada luchaba apresuradamente con la fórmula, biberones y al poco tiempo todo cae al suelo, mientras el bebé está llorando aún más fuerte. Corrí lo más rápido que puede a ayudarla a recogerlo mientras ella calmaba a su hijo.

Reconocí la situación en el que la madre se encontraba, y recordé cuando había cuidado a mi primo. Las ideas y las soluciones que había en mi mente inmediatamente regresaron a mí. Se sentía casi como una señal; los problemas que había encontrado aún no se habían resuelto. Para asegurarme de que estaba en el camino correcto, les conté mis ideas a algunos de mis amigos que son padres. Todos hablaban de las mismas complicaciones. Algunos tenían sus propias soluciones a estos dolores de cabeza, pero muchos de ellos se sentían insatisfechos con la falta de oferta de productos.

Después de esta consulta, se me ocurrieron tres ideas que eventualmente se convirtieron en piedra angular de nuestro trabajo en Twistshake:

  1. Prevenir que se tape la mamila con la fórmula de bebé
  2. Una manera eficaz de manejar porciones
  3. Fácil de limpiar

En Twistshake queremos crear un producto que sea práctico y fácil y que en sí mismo es una forma totalmente nueva para atender las necesidades de los padres y sus hijos. Hoy, estamos orgullosos de presentar Twistshake, un biberón desarrollado específicamente con estos ejes en mente. Y no hubiera pasado esto si no me hubiera topado con esa madre en aquel día de verano.

Vienar Roaks fundador y director general – Twistshake de Suecia